En las herramientas de gestion de anuncios publicitarios como Google Adwords, y Facebook, existen diferentes formas de calcular el coste de los anuncios publicados, siendo el Coste CPC la mas utilizada con el objetivo de cobrar solamente aquellas visualizaciones de anuncios que sean mas relevantes para los objetivos del cliente.
En el Coste por Clic, Google factura un coste por el anuncio publicado, solo en los casos en los que el cliente que ve el anuncio haga clic en el anuncio, y por tanto acceda a navegar hasta nuestra pagina web, o bien a ver un video de Youtube o acceder a la pagina de descarga de nuestra App, según el caso. En esta forma de facturar, nos permite no pagar nada si los clientes simplemente ignoran el anuncio. El anuncio puede mostrarse a cientos o miles de clientes sin incurrir en ningún coste para el anunciante, pero eso indicaría que las personas que ven el anuncio no están siendo lo suficientemente atraídas como para clicar buscando más información.
Una vez que un cliente hace clic en un anuncio, se incurre en un coste que se calcula mediante el sistema de puja de precios, entre los distintos anunciantes que compiten por mostrar anuncios. El sistema de pujas determina un precio variable y precio máximo.
Es la modalidad de pago más extendida, y posiblemente las más justa, si pensamos que no se paga nada por los anuncios presentados a clientes que ignoran el anuncio. Si el cliente hace clic en el anuncio es muy probable que esté interesado de alguna forma en lo que se anuncia.

Diseñamos páginas web con alto rendimiento y optimizadas para Google

Quiero un presupuesto sin compromiso


No enviaremos Publicidad. Al enviar aceptas que contactemos en relación a la consulta aquí realizada.

Comparte esto...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que aceptas su uso. Ver Política de Cookies.